Aprendizaje por áreas del conocimiento

Aprendizaje por áreas del conocimiento

En Colombia, el Ministerio de Educación Nacional, exige áreas obligatorias y fundamentales para el logro de los objetivos de la educación básica y media, que deben estar dentro del plan de estudios de cada una de estas instituciones académicas.

Según el artículo 23 de la Ley 115 de 1994 establece estas áreas del conocimiento como obligatorias:

  • Ciencias naturales y educación ambiental. 
  • Ciencias sociales, historia, geografía, construcción política y democracia. 
  • Educación artística y cultural. 
  • Educación ética y en valores humanos.
  • Educación física, recreación y deportes. 
  • Educación religiosa. 
  • Humanidades, lengua castellana e idiomas extranjeros. 
  • Matemáticas. 
  • Tecnología e informática.

Sin embargo, las instituciones educativas pueden agregar áreas que consideren indispensables para cumplir con sus objetivos académicos y mejorar el desempeño de sus estudiantes.  

La finalidad de las áreas del conocimiento es ofrecer a los alumnos las herramientas necesarias para la resolución de problemas básicos del entorno en cada una de ellas, ya que cada una hace un aporte específico para su formación académica y social como es el caso de las ciencias naturales, sociales, las matemáticas y las humanidades. 

Los estudiantes pueden pensar que algunas áreas no son importantes en su educación, pero no se trata de especializarlos en temas específicos ya que de acuerdo con el programa de educación superior que escojan, éste se encargará de la profundización.  Lo que busca el Ministerio de Educación Nacional, MEN, es hacer que las áreas del conocimiento aporten al conocimiento y a la comprensión del contexto contribuyendo al análisis y la reflexión de los estudiantes para que puedan realizar un aporte a la sociedad más adelante en temas fundamentales como el medio ambiente, las ciencias, entre otros.  

En cuanto a las áreas de educación artísticas se convierten en importantes para que los estudiantes sean capaces de aprender a comunicarse con otros lenguajes, logran desarrollar la imaginación, aprenden sobre el arte y la cultura permitiéndoles crear fortalezas para la socialización y la crítica.  

En cuanto a la recreación, deportes y la educación física, son un punto fundamental para el desarrollo social y emocional de los estudiantes, es el espacio en el que todos logran interactuar y aprender a ser tolerantes, inclusivos, se aprende a ganar y perder, así como a trabajar en equipo. 

La educación religiosa y ética busca crear valores en el estudiante, que son esenciales para que se formen como seres integrales bajo principios fundamentales para la sociedad.   

Finalmente, la tecnología e informática busca convertir a los estudiantes en competitivos en todos los ámbitos teniendo en cuenta las diferentes herramientas en este campo que se ofrecen hoy en día para la vida cotidiana.