Cirugías estéticas en menores de edad

Cirugías estéticas en menores de edad

Hoy en día, a través de la publicidad se ofrecen diferentes tratamientos y cirugías estéticas, pero es importante saber cuáles son las adecuadas para cada persona y cuál es la edad propicia para realizase cualquier procedimiento.

Es muy común ver como se ofrecen cirugías de senos o liposucciones   como regalo de quince años, pero una evaluación profunda y una cita previa con un especialista de alta experiencia le aclarará las dudas sobre la necesidad y el verdadero éxito de la operación.   

Es muy importante tener en cuenta que  en primer lugar, todos los menores de edad requieren del permiso de sus padres para practicarse una cirugía o tratamiento.  En segundo lugar es importante que el especialista  explique a los padres el por qué no se pueden realizar ciertas cirugías a corta edad y por último se debe dialogar  con el menor para conocer su punto de vista, ya que en muchas ocasiones son únicamente a los padres a los que se interesan esos cambios estéticos.    

Por otro lado, muchos menores se sienten afectados debido al bullying que se viene presentando en la sociedad y los niños o adolescentes  son objeto de burlas de sus compañeros por alguna condición física especial.  En estos casos, es importante evaluar que se puede mejorar físicamente el menor y que  es aconsejable esperar para no tener complicaciones a futuro ya sea de tipo físico o psicológico.   Siempre lo más importante es trabajar desde corta edad la autoestima y el respeto hacía los demás con el fin crear una personalidad que le permita no dejarse afectar por la sociedad.  

Según el médico cirujano plástico, Hugo Cortés Ochoa, miembro de la Sociedad Colombiana de Cirugía Plástica, en la niñez después de los siete años, solo se pueden practicar la cirugía de la otoplastia (orejas).   En la adolescencia después de los 17 años, se pueden practicar cirugías como la liposucción  o reducción de seno. 

Ya en pacientes mayores de 18 y 20 años se pueden realizar procedimientos como la rinoplastia o la colocación de prótesis en senos o glúteos.  Es importante aclarar que para esta edad las personas ya tienen totalmente formada su cara y su cuerpo.  En cuanto a algunos tratamientos estéticos también es importante saber que en el caso del bótox no es aconsejable en menores de edad. 

También es importante que la persona tenga un concepto maduro y un buen estado psicológico para practicarse los procedimientos a través del  apoyo de sus familiares.   El no tener una conciencia clara de sentirse bien con uno mismo en un paciente que se practica una cirugía estética puede convertirlo en una persona depresiva y con baja autoestima.  

Las estadísticas demuestran que la satisfacción de las cirugías que se han practicado supera el 90% y la cifra restante de inconvenientes en ellas  se ha debido a la falta de  precauciones del mismo paciente por la desinformación publicitaria y la inexperiencia o falta del profesionalismo del médico que las practica.

Casos de menores de edad  en el mundo que se han practicado cirugías o tratamientos estéticos apoyados por sus padres: 

  • En el Reino Unido una mamá obsesionada por las cirugías le regalo un cheque a su hija de siete años para que se coloque implantes en los senos cuando tenga  16 años.
  • En Estados Unidos una madre le inyectaba bótox a su hija de 8 años para que participara en un concurso de belleza. 
  • Una niña de 13 años se operó la nariz por burlas de sus compañeros a través de Facebook.