Civilitos un inicio de los niños al servicio social

Civilitos un inicio de los niños al servicio social

La Defensa Civil Colombiana ha creado el programa Civilitos, el cual incorpora a los niños y niñas entre los 7 y 14 años de edad para inculcarles los valores de solidaridad para convertirlos en buenos ciudadanos y líderes voluntarios.

Estos niños y jóvenes adquieren conocimientos de la institución con el fin de educarlos  bajo los principios del trabajo comunitario, la honestidad, disciplina, respeto, compromiso, creatividad, obediencia, amabilidad y un buen manejo del vocabulario.   El objetivo es lograr que cuando lleguen a su etapa adulta se  incorporen como líderes voluntarios, juveniles, operativos y asesores.  

Dentro de la formación se trabaja en la formación ambiental, planes de emergencia para diferentes eventualidades como sismos, inundaciones, incendios entre otros. Durante las jornadas se les inculca el servicio a la patria y se realiza un homenaje constante a los símbolos patrios. 

La actividad física hace parte fundamental de los Civilitos,  cada jornada consta  de  calentamiento, ejercicios centrales y relajación promoviendo estilos de vida saludable. En los encuentros, el facilitador del programa desarrolla con los niños la parte emocional y formativa canalizando buenos sentimientos en ellos fomentando el deseo de ayudar a los demás y manejar situaciones afectivas en hogares disfuncionales.  

Los niños interesados deben inscribirse ante la Defensa Civil en el programa, tener autorización de los padres, estar afiliado al sistema de Salud, visita domiciliaria,  aprobar el cursillo y participar en el campamento para adquirir el certificado de Civilito en cualquiera de las Escuelas de Capacitación de la Defensa Civil.  

La construcción de normas facilita la convivencia y la resolución de conflictos en la vida diaria, en la parte intelectual se les enseñan los parámetros sobre el civismo, funciones generales de la Defensa Civil y su importancia para la sociedad. La higiene, una buena presentación personal y la utilización de los elementos adecuados hacen parte de la correcta disciplina del grupo de Civilitos. 

A los 15 años y hasta los 18, los jóvenes pueden convertirse en voluntarios juveniles cumpliendo ciertos requisitos como estar afiliados al sistema de salud, no tener antecedentes penales, ser recomendados por un miembro de la Defensa Civil, constancia médica de aptitud sicofísica, visita domiciliaria que compruebe su ambiente familiar y haber aprobado el curso básico de Defensa Civil Fase I.    

En diálogo con el Líder Voluntario de la Defensa Civil Soacha, Seccional Cundinamarca, Cesar Herrera, se observa que generalmente los niños y adolescentes que se vinculan a la defensa civil son entre los estratos uno y cuatro.  Los jóvenes de estratos más altos están vinculados al servicio social de fundaciones o asociaciones privadas que sus familias apoyan.  Herrera considera que sería importante realizar brigadas en los  estratos 5 y 6, mostrando las actividades y funciones que realizan los Civilitos  con el fin de lograr una mayor participación de los niños de estos sectores,  lo cual  contribuiría a incentivar  la imagen institucional de la Defensa Civil Colombiana y un mayor apoyo por parte de sus familias.