Claves para desarrollar el pensamiento crítico en los niños

Claves para desarrollar el pensamiento crítico en los niños

Tomar buenas decisiones, entender las consecuencias de las mismas, resolver problemas, interactuar con otros de forma racional y conseguir metas, son habilidades asociadas al pensamiento crítico, capacidad fundamental para la vida.

El pensamiento crítico  es el que permite que el ser humano escoja la mejor información, la analice y tome decisiones, así como a determinar el tipo de compromiso activo que requiere la imaginación y la curiosidad para tomar las mejores decisiones, de ahí la importancia de ser estimulado desde la infancia. 

Un niño que no ha sido educado con pensamiento crítico enfrentará problemas para actuar de forma autónoma, tendrá falta de criterio y podrá ser fácilmente manipulable y engañado lo que afectará su identidad. 

A continuación presentamos algunas recomendaciones claves para que desde el hogar potencie en sus hijos el pensamiento crítico: 

  • Promueva el  amor por el conocimiento y la curiosidad. Anime a los niños a explorar, a preguntar, a experimentar y a descubrir.  Desarrolle actividades que inciten su curiosidad  y conocimiento.  Responda siempre de forma sencilla y clara las preguntas del niño, premie su curiosidad. 
  • Enséñele a preguntar.  Invítelos a cuestionar cómo surgen y funcionan las cosas acudiendo a familiares, amigos y profesores, comparta su forma de pensar pero no se la imponga, converse con él de temas específicos y pregúntele que opina, como sabe algo, quien le dio la información y evaluar si es o no importante. Enseñele a diferenciar lo importante de lo secundario. Ayúdeles a conocer y entender el mundo. 
  • Fomente la autonomía. Respete su espacio y sus opiniones. Motívelo para que lea, converse y en general participe en actividades que le permitan fomentar el desarrollo del pensamiento crítico  de forma autónoma.  Permítale tomar decisiones y anímelo a expresar su opinión en situaciones diarias.   El niño/a aprenderá a establecer prioridades, aceptar y solucionar los errores, será más autónomo y se responsabilizará de sus decisiones.
  • Promueva los intereses de los niños. Identifique temas de interés del niño  fomente debates, genere polémicas, compare con historias similares y haga muchas preguntas. Permítale al niño expresarse de la forma que el considere siempre y cuando esté abierto a exponer lo que piensa.  Puede desarrollar estas actividades en grupo, lo que a su  vez permite fortalecer la tolerancia, el respeto por el otro y la empatía.
  • Transmítales valores positivos.  Es fundamental fomentar valores como la empatía, la justicia, la igualdad, el respeto y la tolerancia, la libertad, la honestidad, la responsabilidad o la humildad.