Conozca el Modelo Educativo “Aceleración del Aprendizaje”

Conozca el Modelo Educativo “Aceleración del Aprendizaje”

La Constitución Política de Colombia en su artículo 67 establece la educación como un derecho y un servicio público, siendo el Estado, la sociedad y la familia los responsables de la misma.

Bajo este entendido el Ministerio de Educación Nacional definió diversos modelos educativos, entendidos como estrategias de acceso y permanencia así como de calidad y equidad para lograr una educación inclusiva.

Uno de ellos es el modelo de Aceleración del Aprendizaje, a través del cual se ofrece una alternativa para niños y jóvenes en extraedad, es decir con edades entre los 10 y los 15 años, quienes por diversas razones no pudieron concluir oportunamente sus estudios de primaria y ahora son mayores para estar en el aula regular o muy jóvenes para ser atendidos como población adulta.

Es de señalar que el modelo puede atender también a estudiantes de 16 y 17 años,  siempre y cuando el establecimiento educativo no cuente con otra metodología flexible que se adapte a sus intereses y necesidades.

Este modelo, que se implementa durante un año lectivo, funciona en un aula de escuela regular en grupos no mayores a 25 alumnos para promover una educación más personalizada, de tal forma que los estudiantes avancen varios grados durante dicho año llegando a superar el desfase de la edad.  Es fundamental que los estudiantes sepan leer y escribir, desarrollen operaciones matemáticas básicas de suma y resta y su capacidad de aprendizaje no se encuentre limitada por condiciones asociadas a discapacidad.

En desarrollo del mismo y a partir de un plan de estudios, se trabajan contenidos de básica primaria articulados en un módulo de nivelación que permite reforzar habilidades como  lectura, escritura, ciencias sociales, ciencias naturales, conocimientos matemáticos y competencias ciudadanas básicos a través de proyectos interdisciplinarios siendo el estudiante el centro del proceso de aprendizaje, de tal forma que desarrollen las competencias básicas, retome su capacidad de aprender para continuar en el sistema educativo y fortalezca la autoestima y la resiliencia, enfocándolos a construir su proyecto de vida.

Una vez finalizado el año lectivo, los estudiantes ingresarán a sexto grado siempre y cuando hayan superado los niveles de desempeño esperados, en caso contrario se realizará una evaluación para determinar el grado al que será promovido, siendo ideal que sea por lo menos dos años superior al último cursado y aprobado.

Con este modelo, el Ministerio de Educación Nacional aporta al desarrollo de las comunidades beneficiadas desde tres dimensiones: Política, al dar cumplimiento a las obligaciones estatales con las comunidades en condición de vulnerabilidad; económica, dado que al ampliar los niveles de cobertura se brinda acceso a mayores recursos para el sistema educativo, y social, asociada al mejoramiento de la calidad de vida de la población, la reducción del fracaso escolar generada por la deserción y la repitencia.