Factores que intervienen en los problemas de aprendizaje

Factores que intervienen en los problemas de aprendizaje

Los niños pueden tener problemas de aprendizaje debido a varios factores como orgánicos, emocionales o ambientales, los cuales son de suma importancia detectarlos a muy temprana edad para dar el tratamiento adecuado.

Dentro de los problemas de aprendizaje  se observa:   falta de comprensión de lo que las otras personas dicen, dificultad para hablar, leer, escribir, resolver problemas matemáticos,  falta de  atención o trastorno de déficit de atención por hiperactividad.

Los niños que presentan problemas de aprendizaje por factores orgánicos, pueden tener problemas auditivos o visuales.  Muchas veces en edad escolar comienzan a presentar un bajo rendimiento académico o déficit de atención y los docentes o padres  no se han percatado que el niño tiene algún problema en alguno de estos sentidos, de ahí la importancia de practicar los  exámenes necesarios para descartar cualquier anomalía en el funcionamiento de ellos.  Dentro de los problemas constantes para el aprendizaje que se encuentran en la edad escolar está la miopía o el de la dislexia, el cual influye en la lectura, escritura y el habla. 

Otro de los factores que afectan el aprendizaje puede darse antes, durante y después del parto y  se debe  a lesiones genéticas, mala nutrición, consumo de drogas o alcohol de la madre.  Durante el parto puede haber una falta de oxigeno para el bebé, bajo peso o traumatismo.  Como factor postnatal pueden haber infecciones, lesiones o accidentes que perjudican la parte neurológica del bebé.

Los factores en los que los padres y docentes deben trabajar para evitar problemas de aprendizaje son los emocionales y ambientales.  Se debe propiciar al niño un ambiente sano para su buen desarrollo emocional a través de la comprensión, el amor y  acompañamiento.  En el hogar, la familia tiene que brindar un espacio donde el niño se sienta lo mejor posible, si existen padres separados deben velar porque esta situación afecte lo menos posible al niño brindándole siempre un entorno  de seguridad, donde él se sienta protegido y apoyado.

En el punto de los factores ambientales, la responsabilidad es de los docentes, quienes deben ofrecer un espacio donde los niños puedan desarrollar sus habilidades y relacionarse sin dificultades con las demás personas.  Aquí es importante trabajar la motivación y destacar las fortalezas o aptitudes  de cada niño.

Actualmente en las instituciones  educativas se encuentran problemas de aprendizaje y la mayoría de los casos están relacionados con los factores ambientales o emocionales.  El mal trato muchas veces por parte de los compañeros de clase,  docentes que colocan etiquetas a los niños como problemáticos, la falta de diálogo o tiempo de los padres con ellos son algunas de las causas mas frecuentes. 

Es importante que tanto los padres como los docentes mantengan una comunicación permanente en el desarrollo social y emocional de los niños y adolescentes con el fin de tomar las medidas necesarias a tiempo evitando problemas de mayor trascendencia.  Las consecuencias de un niño que no sea tratado a tiempo pueden llevarlo a la violencia, a hacerse daño así mismo y una baja autoestima que va a dejar secuelas en su vida. 

Los planteles educativos y las instituciones médicas ofrecen servicios de apoyo con psicólogos, trabajadores sociales y profesionales en diferentes áreas como fonoaudiólogos, oftalmólogos, entre otros que lograran  mejorar el aprendizaje de los niños según sea cada caso.