Hijo, eres adoptado!

Hijo, eres adoptado!

Decirle a un hijo que es adoptado no es fácil, pero esta es la recomendación que los expertos dan a los padres, indicando que son precisamente ellos, los padres, quienes informen al niño para evitar que terceros lo hagan generando en el menor de edad sentimientos de desconfianza, molestia y hasta vergüenza

Como es de esperarse, enterarse que es adoptado puede afectar y cambiar la vida del niño generándole sentimientos de confusión y dudas sobre su origen y  sus padres biológicos, por ello hablarle con honestidad, claridad y de forma positiva es fundamental, así como estar preparados para atender sus inquietudes de forma inmediata o posterior, sin convertir el tema en algo prohibido de abordar a lo largo de su vida.

En relación con el momento de decírselo, si bien no hay una edad definida, de acuerdo con los expertos no se debe esperar a que el niño llegue a la adolescencia, el tema puede ser abordado a medida que el niño comience a preguntar sobre la forma cómo nació y de forma gradual ir dando mayor información haciéndole ver que lo importante es que él es parte de la familia, él es su hijo y ellos son sus padres. 

Igualmente, no se debe insistir en hablar del tema a menos que el niño continúe preguntando, siendo la honestidad la premisa, engañar a los niños o transformar la verdad  será una violación a su confianza, que de ser descubierta por el niño más adelante afectará su relación mutua  

Claves para hablar con su hijo sobre adopción

  • La adopción no es un tabú por lo que debe hablar con naturalidad y sinceridad sobre el tema. 
  • Hable de forma sencilla y teniendo en cuenta la edad del niño para no confundirlo, no entre en largas explicaciones y atienda las preguntas que él haga de forma concreta. 
  • Ayúdese con figuras literarias como cuentos o historias o álbum de fotos para contarle al niño que es adoptado, esto permitirá que el niño asimile mejor el tema.
  • Esté dispuesto a hablar del tema cada vez que el niño lo desee, a medida que crece surgirán inquietudes más complejas que deben ser atendidas siempre con honestidad.
  • Enfatice siempre que él es parte de la familia, que es un niño que fue deseado, que es amado por ustedes y que ustedes son sus padres.
  • Si en la familia hay hijos naturales, no marque diferencias con los hijos adoptados, todos son miembros de la misma familia y por ende son amados en igualdad de condiciones. 
  • Si el niño o adolescente manifiesta interés en conocer a su familia biológica en el futuro, acompáñelos en su deseo. 
  • Nunca menosprecie ni se refiera en forma negativa a la familia biológica del niño.
  • Recuerde que es fundamental que sean ustedes, los padres, quienes le cuenten al niño que es adoptado, permitirá que el mensaje sobre la adopción sea positivo y confíe en ustedes.