Los abuelos son amor incondicional

Los abuelos son amor incondicional

Segundos padres, consentidores, incondicionales y hasta alcahuetas, pero con gran experiencia, así se pueden definir a los abuelos, hombres y mujeres que encuentran en sus nietos un nuevo sentido de vida.

Y es que al ser abuelos,  tienen la oportunidad de convertirse en guías de sus hijos, poniendo a su disposición su experiencia para la atención, cuidados y crianza de los niños, experiencia que también utilizan para aconsejar a sus nietos y actuar como mediadores en la familia en momentos de conflicto entre padres e hijos. 

A diferencia de los padres, ser abuelo permite convivir y disfrutar a los nietos sin las responsabilidades propias de la crianza, aunque sí con mayor experiencia de vida, razón por la que les brindan amor incondicional, se convierten en sus compañeros de juego, los miman y consienten constantemente, y en muchas ocasiones se convierten incluso en padres subrogados, buscando mantener un equilibrio familiar cuando los padres no logran conciliar de forma efectiva su vida laboral con la familiar, o cuando el hogar solo tiene un padre presente. 

Así mismo, los abuelos tienen gran influencia en el comportamiento y relacionamiento de los niños, pues no solo pueden orientarlos sobre los buenos modales, sino que son referentes del comportamiento que los hijos deben tener con sus padres en la adultez, siendo a su vez modelos de envejecimiento.  

El conocimiento, la sabiduría y la experiencia de vida de los abuelos, sin duda es de gran valor para mantener las tradiciones y la memoria histórica de la familia, compartiendo sus historias y anécdotas, los abuelos mostrarán a sus nietos una rica historia familiar pasada de generación en generación, que los hará sentir que también son protagonistas de la misma y tienen la misión de mantenerla viva y fortalecerla.

Los abuelos a su vez se benefician de sus nietos, quienes les ayudan a renovar energías y vitalidad, los hacen sentir más queridos, respetados y útiles, hoy en día quienes son abuelos son personas aún jóvenes que tienen tiempo libre suficiente para disfrutar a los niños de forma activa sin mayores limitaciones físicas.

Es importante en este sentido, que los abuelos entiendan que su rol no es el de educar a los nietos, sino actuar como guía y respetar las reglas que los padres dispongan con sus hijos, si bien los abuelos pueden ser un poco más flexibles, también pueden marcar límites y normas de cumplimiento para sus nietos. 

Así mismo, es necesario que los padres respeten la forma como los abuelos se relacionan con los nietos, siempre y cuando la misma no sea totalmente opuesta a la establecida al interior del hogar por los padres, por lo que todos deben tener conocimiento de las normas y rutinas familiares establecidas previamente.   Igualmente, los padres deben tener cuidado de no convertirse en rivales de los abuelos por el cariño de los niños, ni sobrecargarlos con labores quitándoles sus tiempos de descanso. 

Es importante señalar que muchos abuelos proyectan sus ilusiones en los nietos razón por la que hacen lo posible por satisfacer sus deseos o aficiones, también puede suceder que vean en ellos una nueva posibilidad para no cometer los errores que consideran cometieron con sus hijos en su educación, lo que fortalece aún más su amor incondicional.