Los amigos, aliados para el desarrollo del niño

Los amigos, aliados para el desarrollo del niño

Hacer amigos es parte vital del desarrollo social y emocional de los niños, promoviendo el fortalecimiento, a su vez, de valores como el respeto, la empatía, la autoestima, la comunicación y la confianza, incluso según expertos en temas de niñez, la amistad permite a los niños aprender más sobre sí mismos y desarrollar su propia identidad.

Si bien el primer relacionamiento que tiene un niño en su vida es con la familia, al salir de este entorno descubre nuevas y numerosas posibilidades para relacionarse con otras personas, que en este caso son sus iguales, con quienes debe cultivar relaciones sociales y aprender a mantenerlas y fortalecerlas, proceso que no resulta muy fácil para todos los niños, pues se requiere una serie de habilidades que les permita abrirse a nuevas personas.

Es justamente por esta razón que los padres tienen la responsabilidad de enseñarle al niño lo que significa la amistad, sensibilizarlo frente a la importancia de generar relaciones basadas en el respeto, la sinceridad, la comunicación, la importancia de aceptar al otro, e incluso de enfrentar el rechazo. Las habilidades sociales son fundamentales para el éxito de una persona y por ello deben enseñarse desde la primera infancia.

En este sentido, los padres pueden promover el desarrollo de habilidades sociales de sus hijos generando espacios para compartir y conocer nuevas personas, ayudándole a encontrar niños con intereses similares a los de él, creando ambientes o escenarios y dándole herramientas para que venza la timidez, entre otras.  Es importante que  aprendan que la amistad es un valor, que debe cuidarse, debe ser desinteresada y generar bienestar para todas las partes.

Recomendaciones para fortalecer el vínculo de amistad

  • Los niños aprenden y replican lo que ven en su hogar, por lo que los padres son los principales modelos de socialización, en este sentido tienen la responsabilidad de mostrarles con el ejemplo el valor y la forma de mantener una amistad.
  • Escuchar al niño cuando tenga problemas con sus amigos, animarlo a seguir adelante, a hablar con su amigo y de forma conjunta superar el inconveniente, evitando en todo momento juicios negativos y críticas.  
  • Organizar en la casa reuniones de amigos, disponiendo de juegos variados que les permita compartir mutuamente.
  • Promover la interacción del niño con otros de la misma edad. Esto le permite aprender al mismo tiempo y en un mismo nivel de capacidad social.
  • Fomentar en los niños la colaboración, el respeto, la comunicación y la ayuda mutua.
  • No permitir burlas, agresiones ni discriminación, ya sean verbales o físicas.
  • No presione al niño para que haga amigos, ínstelo a ver lo bueno de tener amigos y acompáñelo en el proceso de concretarlos.
  • Reforzar permanentemente los principios básicos de la amistad: Confianza mutua, sinceridad, lealtad, aceptación del otro, comunicación, cuidado, empatía, sensibilidad, creación de vínculos afectivos