Los estilos de aprendizaje

Los estilos de aprendizaje

El concepto de “Estilo de aprendizaje” hace referencia a que cada persona tiene una manera propia de aprender. Unas condiciones en las que se siente más cómodo y aprende con mayor facilidad. Cada quien, a lo largo de su vida, a medida que crece, va consolidando sus preferencias que definen su estilo de aprendizaje.

En los estilos de aprendizaje coexisten varios factores. Algunos de ellos son de origen cognitivo, otros de naturaleza afectiva e, incluso, hay otros cuya fuente es fisiológica. Tales factores permiten identificar la manera como una persona se desenvuelve en el contexto educativo, en general, y cómo aprende, en particular.

En las últimas décadas, a partir de la evidencia científica de que cada persona desarrolla sus preferencias para aprender, se han elaborado diversas teorías y modelos tratando de explicar y describir las diferentes maneras de aprender. Una de ellas, que me parece sólida y convincente es el modelo de la programación neurolingüística propuesto por Bandler y Grinder. Este modelo recibe el nombre de VAK debido a que se basa en el análisis del uso de los tres principales receptores sensoriales: Visual, Auditiva y Kinestésico (relativo al movimiento) para determinar el estilo dominante de aprendizaje. Algunos lo denominan VAKT, porque incluyen en el modelo un cuarto tipo de receptores sensoriales: los Táctiles.

El modelo lo que busca es ayudarnos a identificar cuáles son los canales preferidos por una persona para recibir, procesar y entregar información (es decir, cuál es la vía sensorial de preferencia). A partir de allí se establecen tres estilos básicos de aprendizaje:

 

  • Aprendizaje Visual. Común en las personas que aprenden con mayor facilidad mediante imágenes. Las cuáles pueden ser vistas, imaginadas o asociadas con otras. Este tipo de aprendizaje es más rápido y puede llegar a ser un poco más perdurable en el tiempo. Se estima que un 40% de las personas tienen este estilo de aprendizaje.
  • Aprendizaje Auditivo: Se presenta en aquellas personas que aprenden con mayor facilidad mediante sonidos, (por ejemplo: a través de secuencias memorizadas). Este tipo de personas necesitan ambientes tranquilos y silenciosos que les facilite la concentración como base para aprender. Se considera que un 30% de las personas desarrollan este estilo de aprendizaje.
  • Aprendizaje Kinestésico: Ocurre en personas que perciben con gran intensidad emociones y sensaciones. Ellas aprenden especialmente mediante el tacto, el movimiento y las percepciones sensoriales. Por ello prefieren actividades prácticas en las que deban estar en constante movimiento.

 

Desde el lado del docente es importante que tenga en cuenta que existen diferentes estilos de aprendizaje y que sea capaz de identificar el estilo predominante en cada uno de sus alumnos. De esta manera, podrá proponer estrategias apropiadas que faciliten el aprendizaje de cada individuo. Así mismo, es importante que los padres de familia comprendan estas diferencias de modo que puedan entender determinados comportamientos de sus hijos y apoyarlos de manera más efectiva en sus procesos de aprendizaje.