Ocho consejos clave para ser buenos padres

Ocho consejos clave para ser buenos padres

En este artículo se presenta y describe una serie de acciones clave para llevar a cabo por parte de los padres. Seguirlas será sencillo y nos convertirá en mejores padres.

1. Amar y cuidar a nuestros hijos

Ser padres es algo maravilloso, pero es una tarea difícil. Lo importante es demostrarles a nuestros hijos cuánto los amamos a través de nuestros cuidados y orientación para que sean mejores personas y facilitarles los escenarios para que logren ser felices.

2. Aceptar a los hijos tal y como son

Desde que los niños llegan al mundo son seres muy diferentes entre sí y van desarrollando su propia personalidad. Los padres tenemos que aprender a respetar esto ya que nuestros deseos no tienen porque influir en sus preferencias y porque no tiene sentido que tratemos de moldearlos a nuestros deseos e intereses.

3. Promover la confianza y el diálogo

Es importante ganarse la confianza de los hijos promoviendo el diálogo, mostrando un alto interés en las cosas que a ellos les gusta, todo lo que les motiva y aquello que nos comparten, sin hacer juicios al respecto; de tal manera que se sientan realmente importantes en el entorno familiar. La idea es tratar de volverse "el mejor amigo" sin perder nuestra autoridad, así lograremos estar atentos a cualquier alerta en su comportamiento facilitándonos el acercamiento para socializar alguna situación puntual.

4. Compartir tiempo con los hijos

Un aspecto clave para fortalecer el vínculo, es pasar tiempo con nuestros hijos, bien sea para reír, jugar, hacer tareas, pasear, entre otras tantas actividades. La calidad del tiempo que se comparte con ellos es fundamental.

5. Educar con el ejemplo

 

Normalmente la mayoría de niños imitan lo que ven, sobre todo de su entorno familiar. Por ello debemos ser coherentes y consecuentes con lo que les pedimos versus nuestros comportamientos.

6. No sobreprotegerlos

Es entendible que la mayoría de padres quieren estar todo el tiempo con sus hijos, pero también es importante que tengan en cuenta que los niños deben desarrollarse y aprender de sus propias experiencias, el papel fundamental que podemos ejercer como padres, en este caso, es entregarles argumentos y conocimientos necesarios para que ellos aprendan a tomar decisiones y las apliquen desarrollando y ejerciendo su autonomía.

7. Poner normas y límites

A través del diálogo es fundamental explicarles lo que esperamos de ellos, así como las normas básicas de convivencia y los valores que queremos inculcarles. En ocasiones debemos decir no a algunas de sus peticiones, no de manera arbitraria y caprichosa, si no con argumentos sencillos y claros.

8. Aprender de los hijos

Recordemos que en la mayoría de los adultos el miedo al fracaso y la preocupación por el "que dirán" no nos dejan crear y aventurarnos a enfrentar nuevos retos. De la misma forma que un niño lo puede hacer en total libertad y sin restricciones. Así, los niños nos pueden dar grandes lecciones de vida, y siempre aprenderemos de ellos tanto o más de lo que logramos enseñarles.