¿Papá, mamá, qué es sexo?

¿Papá, mamá, qué es sexo?

Sin duda para muchos padres de familia responder las preguntas que hacen sus hijos sobre sexualidad se convierte en un momento aterrador, muchos no se sienten preparados para escuchar en boca de sus pequeños hijos la palabra sexo, ni para responder de forma apropiada a los interrogantes.

Convertir en un tabú, por el contrario, debe ser abordado con naturalidad, no evadirlo, ni crear falsas historias, de lo contrario el niño puede confundirse, sentir que está haciendo algo malo y buscará la respuesta a sus dudas en otras personas y de otras maneras, generando incluso desconfianza hacia sus padres quienes se negaron a atender su inquietud.  

La información que se le dé al niño debe responder su inquietud, ser adecuada para su edad y su sensibilidad, sin entrar en detalles innecesarios, los niños están ávidos de información dado que están conociendo el mundo, por lo que ellos solo quieren saber algo que desconocen, no hay segundas intenciones detrás de sus preguntas por lo que no hay necesidad de esconder algo que es natural,  que es parte de su desarrollo. 

Es importante mantener dialogo permanente sobre sexualidad con los niños para que  lleguen a la adolescencia conociendo su entorno, su cuerpo, informados sobre la sexualidad y las responsabilidades que implican.

Claves para responder las preguntas de los niños

  • Responda las preguntas con tranquilidad, de forma directa y sin prejuicios, no se avergüence ni demuestre nerviosismo, utilice un tono de voz seguro que genere credibilidad en su hijo. Con anticipación puede preparar respuestas y ensayar imaginando conversaciones con el niño. 
  • De respuestas breves y sencillas, llame las cosas por su nombre pues los niños tienen que conocer su cuerpo y aprender cómo se llaman las diferentes partes. A partir de una respuesta pueden surgir numerosos interrogantes en el niño, respóndalas todas sin entrar en explicaciones técnicas e innecesarias.  Puede preguntarles qué opinan ellos sobre el tema cuestionado y de esta forma conocer el nivel de información que tienen.
  • Fortalezca la confianza mutua, no evada responderle, ni reaccione mal frente a sus preguntas, si la pregunta la hace en un lugar público respóndale y aproveche el momento para indicarle sobre la importancia de abordar temas como el de la sexualidad en casa. Es importante hacerle sentir al niño que sus preguntas son importantes e instarlo a que acuda a sus padres con sus dudas cada vez que lo desee. 
  • No espere que el niño sea quien comience a hacer preguntas sobre sexualidad para abordar el tema, existen herramientas como cuentos, libros, videos infantiles, que pueden ilustrarlo. 
  • El sexo y la sexualidad también tienen que ver con el afecto, incluya en sus respuestas información sobre valores como el amor, el respeto, la convivencia.