¿Qué significa adoptar a un niño?

¿Qué significa adoptar a un niño?

La adopción de un niño debe ser una decisión responsable, informada y sobre todo con una motivación alejada de intereses personales que buscan una posible solución a problemas de soledad, conflictos de pareja, superar pérdidas de un hijo o hacer simplemente un acto de caridad.

Lo primero que se debe tener en cuenta es que la adopción es un derecho del niño a tener una familia, a crecer en ella rodeado de amor y bienestar y por ende exige compromiso total de los adoptantes para atender las necesidades del nuevo integrantes de la familia, la adopción no es una decisión de momento que busca solo llenar un vacío momentáneo, sino que es un compromiso para toda la vida y que requiere una preparación emocional, calidad humana, voluntad y seguridad en la decisión que se toma, pues los niños no son un objeto que se pueda devolver en cualquier momento.

En este sentido antes de iniciar el proceso de adopción debe revisar a fondo si cuenta con la capacidad afectiva, mental y económica necesarias para garantizar que el nuevo miembro de la familia viva en un ambiente sano, seguro, rodeado de amor incondicional y en general si está dispuesto a asumir los deberes y obligaciones que conlleva tener un hijo.  

Infórmese muy bien sobre los requisitos necesarios para adoptar y tiempos de espera, de tal forma que enfoque sus expectativas sobre una base real y no se frustre en desarrollo del proceso que puede ser demorado.

En Colombia, de acuerdo con el Código de la Infancia y la Adolescencia, las personas interesadas en adoptar deben ser plenamente capaces, tener 25 años de edad cumplidos, demostrar la idoneidad física, mental, moral y social suficiente para ofrecerle una familia adecuada y estable a un menor de 18 años de edad y tener al menos 15 años más que el niño a adoptar.  

Pueden adoptar parejas de esposos, personas solteras, viudas o separadas; parejas formadas por un hombre y una mujer que demuestre convivencia ininterrumpida de por lo menos dos años; el guardador al pupilo o ex pupilo; el cónyuge o compañero permanente, al hijo del cónyuge o compañero, que demuestre una convivencia ininterrumpida de por lo menos dos años; las parejas homoparentales. 

La adopción en nuestro país es regulada por el Instituto Colombiano de Bienestar Familiar, entidad ante la que se realizan los trámites pertinentes, así como ante las Instituciones autorizadas por la misma. Los interesados pueden consultar la página https://www.icbf.gov.co/bienestar/proteccion/programa-adopciones para mayor información. 

Es de señalar que este año durante el primer semestre han sido adoptados 338 niños por familias colombianas y 274 por familias extranjeras. De este total, 191 niños tenían entre 0 y 2 años de edad, 173 corresponden a niños mayores de 9 años de edad, 86 con edades entre 3 a 4 años, 84 entre 5 y 6 años y  78 entre 7 y 8 años de edad. En 2017, 1263 niños fueron adoptados, 671 por familias colombianas y 592 por familias extranjeras.   De acuerdo con el ICBF, actualmente hay 3725 niños con declaratoria de adoptabilidad.