Recomendaciones de Smartick para el regreso a clases

Recomendaciones de Smartick para el regreso a clases

El retorno a clases de manera presencial es una realidad en el país. Los estudiantes dejarán de lado la virtualidad que por casi dos años los acompañó y que trajo consigo grandes anécdotas y hasta deficiencias en el aprendizaje de los más pequeños.

“Los confinamientos forzosos que vivieron los niños durante la pandemia, han llevado a algunos estudiantes a incrementar sus deficiencias educativas al no tener el seguimiento diario de sus profesores. Por ello, este año más que nunca, es conveniente afianzar o reforzar sus conocimientos, sobre todo en las asignaturas esenciales para su formación: las matemáticas y la comprensión lectoraComenta Javier Arroyo Cofundador de Smartick y experto en educación.

2022 año del regreso a las aulas

Siga las siguientes recomendaciones para hacer de esta nueva etapa, una experiencia divertida:

  • Practicar conceptos matemáticos en la vida diaria: preparar los ingredientes de la comida para calcular las cantidades en función de los comensales; ir de compras al supermercado y calcular la cantidad de los productos, costos y aprender a recibir el cambio. A través de la gamificación impulsada por los padres, identificar figuras geométricas en la calle, en edificios, avisos publicitarios, revistas o hasta en el transporte público.
  • Elegir un libro que le interese al niño y fijar una rutina de lectura. Si son muy pequeños, la lectura en compañía de los padres es un gran motivador para incentivar los buenos hábitos de lectura.
  • Para aquellos niños y niñas que están en edades entre 4 a 14 años, realizar a diario una sesión de solo 15 minutos de Smartick Matemáticas y/o Comprensión Lectora. Al ser un método personalizado e individualizado, proporciona un plan de estudios a la medida.
  • Motivar a los más pequeños a través de las ventajas de ir a las aulas ya que volverán a compartir experiencias con sus compañeros, pasarán tiempo en los recreos jugando con ellos, retomarán asignaturas que no han podido seguir desde casa como educación física, música o dibujo.
  • Realizar un diagnóstico al inicio de año: permite a los profesores identificar el nivel de los estudiantes para saber con exactitud los conocimientos que recuerdan, los aprendizajes interiorizados y fijar un itinerario formativo acorde al mismo, a la vez que intentan cumplir con el currículo previsto para el nuevo año. De esta manera los niños podrán iniciar sus clases y deberes escolares con mayor confianza.

Según Arroyo, además de matemáticas y lectura, es básico que los niños dominen un segundo idioma como mínimo y desarrollen habilidades sociales o trabajo en equipo, más allá de los conocimientos técnicos propios de las materias que reciben.

Ahora bien, para aquellas familias que decidieron continuar el homeschooling, el método Smartick permite dominar las habilidades matemáticas y de comprensión lectora básicas para su formación académica y su futuro laboral. La inteligencia artificial de la plataforma, permite ofrecer un plan de estudios personalizado e individualizado según su nivel y ritmo de aprendizaje, lo cual genera que los padres de familia puedan realizar un seguimiento a lo aprendido.

Sin lugar a dudas, el regreso a clase no debe ser traumático para los menores, los padres juegan un papel fundamental en el acompañamiento, para que vuelvan a adaptarse a su entorno académico de manera presencial, para retomar sus hábitos de horarios, comidas y tareas.

“Smartick ofrece a cada estudiante lo que necesita, es decir, fortalecer los conocimientos aprendidos en clase o reforzar a los que necesitan afianzar algunos conceptos básicos para seguir avanzando y no quedarse “rezagado” de los demás niños. Es un complemento ideal para los colegios, ya que los profesores no pueden ofrecer una enseñanza personalizada e individualizada por la gran cantidad de estudiantes por salón.

Los colegios que han decidido trabajar de la mano del método de aprendizaje, Smartick, han ayudado a los profesores desde la web de tutor a hacer un seguimiento individualizado de cada estudiante y de esta manera proponerles actividades acordes con su desempeño.